Real Decreto-ley 24/2020, los ERTE a septiembre

Real Decreto-ley 24/2020, los ERTE a septiembre

Tarde, mal y a rastras” parece ser la doctrina imperante en el Gobierno en atención a la máxima tradición española de dejarlo todo para el último momento e improvisar entonces alguna solución.

Este sábado 27 de junio nos saluda con las 30 páginas del “Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial” (RDL 24/2020) de entrada en vigor inmediata y con efectos palpables a partir del miércoles.

Efectos palpables pues en la mente de la mayoría de empresarios lleva varias semanas rondando la preocupación de qué hacer a partir del día 1 de julio cuando expiraban los ERTE iniciados durante la vigencia del estado de alarma. Muchos ya habían tomado medidas, pues a falta de nuevas normas como la de hoy, los plazos son los plazos.

Este RDL no viene exento de sus trampas, letra pequeña, condicionantes, excepciones y, por supuesto, no puede faltar el pertinente atentado a la libertad de empresa (veremos luego que hoy se restringe la libertad de externalización y/o subcontratación).

Como siempre, nos limitaremos a los apartados más relevantes e intentaremos abreviar y resumir la amalgama de modificaciones de la forma más ordenada posible. Primero, el titular:

Los ERTE iniciados durante la vigencia del estado de alarma se prorrogan hasta el 30 de septiembre de 2020

Pero no en las mismas condiciones. Especialmente en materia de cotizaciones.

Recordemos que existen dos tipos de ERTE, ambos con sus “versiones COVID-19” (RDL 8/2020)

  • Los de Fuerza Mayor (“los del artículo 22”)
  • Los basados en causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (“los del artículo 23”)

Los ERTE COVID finalizaban, los de fuerza mayor, el 30 de junio. Pudiendo pasar de la fuerza mayor a las otras causas en fecha 1 de julio las empresas que lo estimasen oportuno. Ahora podrá mantenerse la aplicación del ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de septiembre,

Se prohíbe el establecimiento de nuevas externalizaciones o nuevas contrataciones durante la aplicación del ERTE así como la realización de horas extraordinarias. Con la única excepción de que las personas afectadas “no puedan, por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones”.

El plazo para “convertir” un ERTE de fuerza mayor (art. 22) a uno objetivo (art. 23) se prorroga del 30 de junio al 30 de septiembre.

La prestación por desempleo percibida por la aplicación del ERTE mantiene las condiciones, especiales, actuales. En especial: ignorar la carencia del período de cotización mínimo y no “consumir” paro.

Modificación de las bonificaciones en materia de cotización

Las bonificaciones únicamente aplican mientras siga vigente el ERTE, total o parcialmente. Dejarán de aplicar desde la fecha de la renuncia al ERTE.

Se establecen dos importantes distinciones en materia de bonificaciones, respecto del trabajador:

  1. Por los períodos trabajados.
  2. Por los períodos afectados por la suspensión de contrato / actividad.

Un trabajador con jornada reducida por ERTE cabría en ambos grupos.

La nueva norma concede mayores bonificaciones a quienes el 1 de julio reinicien actividades.

  1. Por los periodos trabajados, una bonificación del 60%
  2. Por los periodos suspendidos, del 35%

Estos porcentajes serán del 40 y 25% respectivamente si la empresa tenía más de 50 trabajadores el 29 de febrero de 2020.

¡Cuidado! La obligación de mantenimiento de empleo sigue vigente, por lo que a mayor bonificación mayor importe a devolver si no se cumplen las condiciones. La obligación se aplica a todos los ERTE COVID y el plazo (para quienes no corra ya) contará desde el día de hoy.

¡Cuidado! La redacción de la norma es confusa. Aparentemente, los trabajadores afectados por un ERTE organizativo (art. 23) que hubieran reiniciado la actividad antes del 1 de julio quedan excluidos de toda bonificación.

Apoyo a los trabajadores autónomos

A partir del 1 de julio de 2020 se establece una bonificación de las cuotas de autónomo (RETA), con dos requisitos esenciales:

  1. Que a 30 de junio se estuviera percibiendo la prestación extraordinaria del RDL 8/2020.
  2. Que no se perciba la prestación por cese de actividad (ver abajo)

El legislador busca incentivar que los autónomos retomen sus actividades bonificando sus contribuciones a la TGSS.

La bonificación será del 100, 50 y 25% de la base de cotización para los meses de julio, agosto y septiembre respectivamente.

Por otro lado, la prestación extraordinaria (art. 17 RDL 8/2020) desaparece. Recordemos que su vigencia era hasta el último día del mes en que finalizara el estado de alarma (este mes de junio) por lo que el autónomo deberá recurrir a la protección por cese de actividad “normal” contemplada en la Ley General de la Seguridad Social (art. 327).

A esta protección “normal” se le añaden nuevos requisitos, aplicables a quienes vinieran percibiendo la prestación extraordinaria y ahora opten por la protección por cese.

  • Acreditar, respecto al tercer trimestre de 2020, una reducción de facturación de al menos el 75 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.
  • No obtener rendimientos netos en el tercer trimestre de 2020 superiores a 5.818,75 euros ni 1.939,58 mensuales.
  • No se exigirán los requisitos “normales” del art. 330.1 letra c) (legal cese de actividad, compromiso, disponibilidad, …) pero sí las demás letras (a, b, d, e)

Mientras se perciba esta prestación se deberá ingresar la cuota del RETA íntegra, sin bonificación.

Puesto que los requisitos de ingreso son relativos al tercer trimestre, que es el mismo para el que aplica la prestación, de producirse un incumplimiento el autónomo podrá: devolver la prestación percibida o esperar a que le sea reclamada (con recargo).

¡Cuidado! si opta por la prestación y luego debe renunciar a ella por haber ingresado o ganado por encima de los límites podría no poder recurrir a las bonificaciones anteriores.

Limitaciones al reparto de dividendos

Las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas que se acojan a los ERTE COVID y que utilicen los recursos públicos destinados a los mismos (ie, bonificaciones) no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen estos expedientes de regulación temporal de empleo, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social y han renunciado a ella.

No se tendrá en cuenta el ejercicio en el que la sociedad no distribuya dividendos en aplicación de lo establecido en el párrafo anterior, a los efectos del ejercicio del derecho de separación de los socios previsto en el apartado 1 del artículo 348 bis del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

Esta limitación a repartir dividendos no será de aplicación para aquellas entidades que, a fecha de 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de cincuenta personas trabajadoras, o asimiladas a las mismas, en situación de alta en la Seguridad Social.

Prestación extraordinaria por cese (trabajadores de temporada)

Se establece (art. 10) una prestación extraordinaria para trabajadores “de temporada”. Siendo estos los que cotizan únicamente entre marzo y octubre (en RETA o Trabajadores del Mar) y que no lleguen a 120 días de alta por cuenta ajena entre 2018 y 2019.

Por brevedad y dado el limitado alcance de la medida no comentaremos aquí la prestación. Pero no dude en consultarnos si se encuentra en este colectivo.

Ánimo

Este BOE de hoy es complejo, pero permite aplazar algunas decisiones vitales hasta septiembre cuando, tal vez, sea posible tener una mejor idea del futuro que nos espera.

Esta crisis económica en la que ya estamos inmersos no tiene parangón con ninguna anterior, los empresarios deben estar atentos e intentar anticipar las necesidades y/o problemas de la empresa y tomar medidas lo antes posible. 

Tomar medidas a tiempo puede salvar, no solo su empresa, si no su patrimonio personal. Como todo obstáculo, esta crisis puede ser una oportunidad de fortalecer su empresa y/o negocio. Vea nuestra anterior nota “que los árboles no te impidan ver el bosque”.Más allá del mundo empresarial, la historia nos muestra que las crisis económicas son el caldo de cultivo del fanatismo, el extremismo, la violencia y la intolerancia entre otras dolencias de nuestra sociedad. Si su entorno decae en la violencia, actúe. Como dijimos en nuestra nota “violencia”: El mal, para triunfar, solo necesita que el bien no haga nada.

Créditos de imagen.

Que los árboles no te impidan ver el bosque

Que los árboles no te impidan ver el bosque

Este país y nuestra economía van a quedar irreconocibles. Si se observan las cifras (cogidas con pinzas) se pueden aventurar algunas ideas sobre las que reflexionar. Los empresarios no son adivinos, pero es su deber plantearse escenarios futuros y tomar las medidas convenientes para salvar su negocio y, al final: su patrimonio. De ahí el título: hay que mirar más allá de la crisis de hoy e intentar vislumbrar la siguiente, que llegará, pronto.

Si llega el clima cálido sin una buena “inmunidad de rebaño”, ¿puede repetirse la situación actual en otoño?
Los cambios sociales que se están produciendo, ¿se afianzarán? habrá menos aglomeraciones en general, menos salir a pasear, menos cervecita de la tarde,… ¿?

Si eres empresario/a, recomendamos dedicar un momento para reflexionar:

– ¿En qué situación estará mi negocio cuando acabe el estado de alarma? Por ejemplo mediados de julio (?) o más aún… ¿Seguiré teniendo un negocio?
– ¿Cómo afectará a mi negocio que la gente salga, luego, menos a la calle?
– ¿Podrá mi negocio sobrevivir a este episodio? Es decir, llegar hasta el verano en esta situación.
– ¿Podrá mi negocio sobrevivir a otro episodio? Imaginemos, por un momento, que en octubre estemos de nuevo confinados.

Debemos hacernos estas y muchas otras preguntas, dicen un viejo refrán: “guerra avisada no mata soldado”, es decir: anticiparse siempre permitirá afrontar las cosas desde una mejor posición.

Con tiempo suficiente un negocio puede utilizar distintas herramientas para capear el temporal.

En nuestro ámbito por ejemplo: reducciones de plantilla, relocalización de industrias, concurso de acreedores, refinanciación (bancaria u otros), cambios de estrategia empresarial…

Modificaciones ERTE (13 de Mayo)

El Gobierno se ha tomado muy a pecho aquel refrán: “no te acostarás sin saber una cosa más”. Tan a pecho que cada mañana alumbra un nuevo BOE, hoy el: Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo. Se trata de una modificación que se venía reclamando por los profesionales pues aclara bastantes cosas.

Cosas importantes:

¿Cuándo acaban los ERTE?

Los ERTE por Fuerza Mayor por COVID19 (art. 22 RDL 8/2020) acabarán, sin excepción, no más allá del 30 de junio. Salvo que el Consejo de Ministros decida otra cosa.
Al ERTE por Fuerza Mayor le podrá seguir uno organizativo, con efectos al 1 de julio, aplicando las condiciones especiales del estado de alarma (art. 23 RDL 8/2020). Llamémosle “ERTE consecutivo”

¿Qué pasa con el ERTE si retomamos la actividad parcialmente?

Se podrá levantar el ERTE de forma parcial en la medida que se vaya reanudando la actividad.
La reincorporación primará los ajustes vía reducción de jornada. Entendemos que, el/la legislador/a, se refiere a reincorporar al máximo de personas con menos horas frente a menos personas con más horas.
Es importante destacar que la tramitación del “ERTE consecutivo” debe iniciarse antes de que finalice el ERTE por Fuerza Mayor. Es decir, antes del 30 de junio. En caso contrario, sería un ERTE “normal”. El Boletín dice más cosas, pero esto es lo más esencial. No descartamos que el Consejo de Ministros mueva la fecha del 30 de junio, pero debe tenerse presente como actual límite para los ERTE y la presentación de “ERTEs consecutivos”.

Siempre a su disposición,

Blegal

SIGUENOS EN FACEBOOK O INSTAGRAM PARA TENER INFORMACIÓN AL INSTANTE.

Cambios relevantes en el Estatuto de Trabajadores

Cambios relevantes en el Estatuto de Trabajadores

El nuevo gobierno cumple su palabra y ya han empezado a surgir cambios concretos y reformas laborales una de las puntas de lanza de la coalición.

A partir del próximo martes se deroga el apartado D del artículo 52 del Estatuto de los trabajadores. No se contemplan reformas del resto de apartados del artículo que cubre el despido por causas objetivas

Después de la derogación del mencionado apartado el despido de un trabajador por haber acumulado bajas médicas ya no estará fundamentado en causas objetivas y pasará de considerarse procedente a improcedente, con el correspondiente incremento en los días de indemnización, que pasarán de 20 a 33 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Newsletter Junio 2019

Newsletter Junio 2019

Impuesto “pisos vacíos”
A pesar de su entrada en vigor en 2017, el llamado “impuesto sobre pisos vacíos en Cataluña” ha estado en suspenso al interponer el Gobierno español un recurso de inconstitucionalidad frente al Tribunal Constitucional. una vez fallado el recurso, en contra del mismo, la Generalitat se ha puesto manos a la obra.
El nuevo Decreto ley 8/2019, de 14 de mayo regula el plazo de presentación de la autoliquidación del impuesto sobre los activos no productivos de las personas jurídicas. Este será del 1 al 30 de junio de cada año, con la excepción de los tres años ya devengados (2017, 2018 y 2019), que deberán liquidarse entre los meses de octubre y noviembre de este 2019 de forma extraordinaria.
El impuesto grava la titularidad, por parte de sociedades u otras entidades con objeto mercantil de determinados bienes no productivos situados en Cataluña (no asociados a la actividad económica) así como algunos derechos que recaen sobre éstos, y que en realidad son utilizados para fines particulares.
Durante los meses de julio, agosto y septiembre contactaremos de nuevo con usted para revisar si este nuevo modelo le afecta directamente y si está obligado a presentarlo.

Registro de jornada
El culebrón sobre el registro de la jornada continúa con la publicación del esperado criterio técnico de la ITSS en caso de inspecciones. Por nuestra parte hemos iniciado la prueba piloto con Intratime uno de los muchos proveedores del mercado analizados, que ofrece flexibilidad adaptable a cualquier negocio y con un coste competitivo.

  • Coste mensual de 0,99€ por empleado.
  • Pack de 5 empleadoCon registro a través de:
    – Tablets: si se quiere tablet, es un pago único de 189€
    – App en el móvil.
    – Login desde el ordenador a través de la web.

Este sistema permite exportar, editar y consultar informes detallados siendo una herramienta útil a nivel organizativo y no solo para cumplir los requisitos de la Inspección de trabajo.
Aprovechamos la ocasión para recordarle que la implementación de cualquier sistema de registro de jornada debe comunicarse por escrito a los empleados reflejando la naturaleza colectiva de la decisión. Contacte con nosotros para una plantilla gratuïta de carta. Nuestra recomendación es archivar esta comunicación y realizar además un anexo a todos los contratos de trabajo en vigor y futuros y tenerlo firmado.
Durante los próximos meses se irán perfilando detalles sobre el registro de jornada pero tener este soporte documental es necesario, ya que la Inspección de trabajo ya ha abierto las primeras diligencias sancionadoras por no implantar el registro de jornada.