Mediación

Tabla de contenidos

Mediacion

La mediación es un método extrajudicial para la resolución de conflictos cada día más recurrente en las distintas áreas de práctica jurídica, familiar, civil, social, mercantil, concursal y penal. Gracias al impulso de diferentes entidades públicas y privadas la mediación va ganando presencia como alternativa a un sistema judicial, farragoso, saturado y sumamente lento a la hora de dar respuesta.

Se puede acudir a la mediación de forma voluntaria u obligatoria (como sucede actualmente en los procesos de divorcio judiciales o procesos laborales donde esta forma de resolución de conflictos es por imperativo legal la indicada .

El proceso es generalmente esencialmente el mismo en todas las áreas de práctica`:

  1. La parte neutral, el mediador, recaba la información sobre la postura de cada parte.
  2. Se realizan sesiones conjuntas para encontrar un punto común y llegar a un posible acuerdo.
  3. Si se llega a un acuerdo este se formaliza en un contrato y se da validez jurídica al mismo. Un mediador debe estar debidamente registrado en el colegio profesional de abogados como tal para que este proceso y acuerdo pueda ser vinculante.
  4. Se presenta el acuerdo en el juzgado o autoridad competente para que se ratifique pasando a tener el acuerdo la misma validez que una sentencia judicial. En menos tiempo y con un coste inferior.

Beneficios de la mediación

En los últimos años el sistema judicial venía arrastrando una cola de trabajo que ha provocado que pleitos se alarguen años en espera de una fecha para su resolución. La pandemia sólo ha empeorado esta situación. La mediación ofrece una vía mucho más rápida y económica para alcanzar un acuerdo y que las partes puedan seguir con sus vidas.

Un mediador además puede ayudar a conseguir un acuerdo mucho más personalizado que refleje las necesidades de ambas partes teniendo el resultado final la misma validez que una sentencia judicial.

Lo económico y ágil que puede ser este proceso hace que sea especialmente indicado en situaciones que afectan directamente a la vida personal como las familiares tras un divorcio o herencia o que afectan a nuestra vivienda como en comunidades de fincas o alquileres.

A modo de ejemplo, una sentencia puede tardar varios meses en llegar pero un proceso de mediación puede cerrarse en un acuerdo (con validez legal como una sentencia) en 5-7 sesiones.

Factores clave de éxito de una mediación

  1. Un mediador con experiencia, profesional y que ambas partes reconozcan como neutral.
  2. En situaciones en que una o ambas partes acuden al proceso de mediación con un espíritu vengativo o ganas de que el otro pierda en lugar de que todos ganen, el proceso está condenado al fracaso.
  3. Flexibilidad y respeto.

Áreas y ejemplos de situaciones en que la mediación puede tener éxito

Ejemplos de mediación familiar y civil

  • Disputas en un proceso de divorcio y otras cuestiones de custodia
  • Horarios de visita, reparto de vacaciones y festivos
  • División de los gastos de manutención, educación, actividades extraescolares.

Ejemplos de mediación en el área de administración de fincas

  • Problemas vecinales como ruidos, respeto de zonas comunes
  • Conflictos relacionados con daños a terceros (fugas de agua, humedades, etc) cuando no hay cobertura de una aseguradora.
  • Impagos a la comunidad

Ejemplos de mediación mercantil

  • Disputas entre socios o accionistas
  • Problemas con proveedores y clientes
  • Disputas de propiedad industrial e intelectual
  • Incumplimientos contractuales
  • Competencia desleal
  • Problemas de comunicación en empresas familiares
  • Negociación de acuerdos a incluir en el Protocolo Familiar.

Ejemplos de mediación de consumo

  • Problemas en la compra venta de un producto o servicio
  • Problemas derivados de la cancelación de viajes y vuelos debido a la pandemia
  • Publicidad falsa o engañosa
  • Impago de servicios contratados o productos
  • Discrepancias por la calidad de productos o servicios o sus reparaciones
  • Desacuerdo en la contratación de servicios bancarios y de seguros

Ejemplos de mediación concursal y de la ley de 2a oportunidad

Esta se trata de una innovadora alternativa para la gestión cooperativa de situaciones de insolvencia que aporta significativas ventajas tanto para el deudor como para los acreedores.

Esta figura, introducida en la Ley Concursal y la Ley de Segunda Oportunidad tiene por misión la supervisión y dirección del acuerdo extrajudicial. Es además el encargado de solicitar la declaración del concurso en el caso de que el acuerdo extrajudicial de pagos (AEP) fracase.

¿Puedo nombrar yo a mi mediador?

El nombramiento no corre a cargo del insolvente. Son el Notario y el Registro Mercantil quienes nombran, usando las listas al efecto y en el orden establecido, al mediador concursal. Sus remuneraciones además está reglamentada y se adapta a cada situación.

No olvides ver el vídeo acerca de la mediación realizado por uno de nuestros abogados y este sobre los concursos de acreedores (o ley de 2a oportunidad en caso de personas físicas) como herramienta para reflotar un negocio, contacta con nosotros para valorar tu caso.

Photo by Gabrielle Henderson on Unsplash

Agenda tu consulta gratuita

30 minutos con un asesor o abogado para resolver tus dudas

Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.