Consejos para ahorrar en el pago del Impuesto de Sociedades

El Impuesto sobre Sociedades (IS), regulado en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, es el que grava los beneficios obtenidos a lo largo del año en las personas jurídicas (empresas, sociedades civiles, …) en este articulo compartimos aspectos importantes que pueden permitirte ahorrar en el pago del Impuesto de Sociedades. ¿Existe alguna forma de ahorrar en el pago del Impuesto de Sociedades? 

Tabla de contenidos

ahorro en impuesto de sociedades

El Impuesto sobre Sociedades (IS), regulado en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, es el que grava los beneficios obtenidos a lo largo del año en las personas jurídicas (empresas, sociedades civiles, …) en este articulo compartimos aspectos importantes que pueden permitirte ahorrar en el pago del Impuesto de Sociedades.

¿Existe alguna forma de ahorrar en el pago del Impuesto de Sociedades? 

Sí, sin entrar en el terreno de la ilegalidad hay diversos puntos a tener en cuenta que pueden ayudarnos a ahorrar en el IS. Te los comentamos en el siguiente artículo. 

Antes que nada, un punto básico es aclarar quién tiene que presentar el Impuesto de Sociedades.

¿Quién debe presentar el Impuesto de sociedades?

Deben presentar este impuesto todas las entidades que tengan su residencia en territorio español ya sean sociedades y entidades con personalidad jurídica o entidades carentes de personalidad jurídica, esto incluye: 

En primer lugar, sociedades y entidades con personalidad jurídica

  • Sociedades Mercantiles
  • Sociedades estatales, autonómicas, provinciales y locales
  • Agrupaciones estatales y europeas de Interés Económico
  • Sociedades cooperativas y Agrarias de transformación
  • Sociedades Unipersonales
  • Asociaciones, Fundaciones, e instituciones públicas y privadas

En segundo lugar entidades carentes de personalidad jurídica

  • Fondos de inversión mobiliaria, inmobiliaria y activos del mercado monetaria
  • Fondos de capital riesgo, pensiones, regulación de mercado, titulación y garantía
  • Uniones temporales de empresas y comunidades titulares de montes vecinales en mano común.

Posibles ahorros en el Impuesto de Sociedades

1. Compensar las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

Nada desmoraliza tanto como empezar un negocio y al cabo de 1 o 2 años conseguir cerrar con beneficios y tener que pagar una fortuna en el Impuesto de Sociedades. 

Por suerte, puedes “acumular” las pérdidas de ejercicios pasados y usarlas para compensar beneficios (dentro de unos límites, un 60% o 100% según los importes de la base imponible). Un buen gestor tendrá esto en cuenta a la hora de hacer tu declaración. 

2. Aplicar los incentivos fiscales para empresas de reducida dimensión

Si eres una empresa de reducida dimensión (el importe neto de la cifra de negocios del año anterior es menor a 10 millones de euros) tienes la posibilidad de aplicar determinados beneficios fiscales como:

  • Libertad de amortización de inversiones que crean empleo 
  • Amortización acelerada de inmuebles o inmovilizado intangible
  • Deducción de deterioro de créditos, es decir, clientes morosos, hasta un límite del 1% sobre los deudores existentes a la conclusión del período impositivo, siempre y cuando se cumplan las condiciones que establece la ley. 
  • Usa la reserva de nivelación de bases imponibles. Esta permite el diferimiento de la tributación de hasta un 10% de la base imponible positiva del ejercicio en un máximo de los cinco ejercicios inmediatos y sucesivos. Esta solo se puede aplicar si la empresa de reducida dimensión tributa al tipo del 25%,

3. Amortización libre en inversiones de escaso valor

Las amortizaciones reducen la base imponible y por tanto pueden reducir el impuesto a pagar. Hacienda reconoce el derecho a amortizar libremente elementos de inmovilizado material, cuyo valor unitario no exceda los 3000€ hasta el límite de 25.000€ durante un período impositivo.

Así que si durante el ejercicio haces alguna compra de un objeto de hasta 3000€ (maquinaria, equipos informáticos, etc.) aprovecha esta libertad para amortizarlas. 

4. Deduce los gastos por atenciones a cliente y proveedores

Regalos, invitaciones a clientes o empleados o la famosa cena de navidad son gastos que podemos deducir, siempre y cuando no excedan más de un 1% el importe neto de la cifra de negocios.

¡Cuidado! no todo vale. La AEAT es muy puntillosa en que esos regalos y/o invitaciones tienen que estar vinculadas a la generación de ingresos. ¿Qué significa? Qué no te llevo a comer porque me caes bien, sino para que me contrates.

5. Arrendamiento financiero como gasto deducible

Si has adquirido bienes en régimen de arrendamiento financiero o leasing puedes considerar gasto deducible la parte de las cuotas que corresponde a la recuperación del coste (con el límite del triple del coeficiente de amortización lineal según tablas oficiales). 

Además los beneficios fiscales en empresas de reducida dimensión permiten amortizar fiscalmente el bien de forma acelerada, mientras dure el contrato de arrendamiento. Los requisitos para esto son:

  • El arrendador es una entidad o establecimiento financiero de crédito.
  • La duración del contrato es de, al menos, dos años para bienes muebles y 10 para inmuebles.
  • En las cuotas de arrendamiento financiero se desglosa la parte correspondiente a la recuperación del coste del bien y la carga financiera.
  • La parte correspondiente a la recuperación del coste del bien es constante o creciente.

6. Aplica la reserva de capitalización

Las empresas de cualquier tamaño que tributan al tipo general o de nueva creación podrán reducir la base imponible hasta un 10% de su importe si apuestan por la autofinanciación. 

Para ello es necesario incrementar los fondos propios dotando una reserva por el importe de la deducción y mantener ese incremento de forma continuada durante al menos 5 ejercicios.

7. ¿Has tributado en el extranjero? ojo con la doble imposición

Si has tributado en el extranjero además de en España es importante vigilar que no haya doble imposición y estés pagando por la misma renta en dos países. 

8. Deducciones generales por crear empleo 

Tanto si es por la primera contratación de un empleado en una empresa de nueva creación como si es un aumento de plantilla en un negocio consolidado generar empleo con contratos de trabajo de forma indefinida puede generar derecho a deducciones. También existen deducciones por contratación de personas con discapacidad.

¿Cuándo debo pensar en el Impuesto de Sociedades?

El momento clave para tener estos criterios en cuenta es el último trimestre de cada ejercicio, cuando hay datos suficientes para hacer una buena estimación y tiempo para realizar ajustes si la carga fiscal se prevé demasiado elevada. Si tu gestor no ofrece este servicio contacta con nosotros, podemos ayudarte.

Recordemos además que el impuesto de sociedades tiene pagos a cuenta, saber el resultado estimado de la cuota a pagar en julio nos permitirá también planificar los importes de los pagos a cuenta en octubre y diciembre. 

¿Puedo hacer yo mismo el Impuesto de Sociedades?

El régimen tributario español no es sencillo, la falta de colaboración de la AEAT con las empresas hace que el riesgo de cometer errores sin mala fe sea elevado y tenga consecuencias graves.

De la misma manera que las personas físicas con rentas bajas sufren las mayores subidas de impuestos son las pymes quienes más sufren la fiscalidad española siendo las grandes empresas o multinacionales las que tienen poder para negociar acuerdos preferentes y especiales. 

Nuestra recomendación es tener un asesor fiscal de confianza que revise la contabilidad oficial y realice los impuestos y cuentas anuales siempre. 

En paralelo, la empresa debe llevar la contabilidad diaria que le permite una correcta gestión y la toma de decisiones estratégicas de la empresa, sabiendo que tiene el respaldo de alguien como nosotros, que vela por que se cumplan las obligaciones fiscales y mercantiles sin afectar negativamente la actividad empresarial. La llevanza diaria del negocio puede hacerse desde una plantaforma online tipo QuipuHolded que te ayudaremos a configurar y utilizar.

Podemos ayudarte a llevar tu negocio y empresa al siguiente nivel, con la mayor tranquilidad y seguridad. 

Para información sobre temas relacionados visita nuestra página sobre Gestoría Asesoría.

Photo by Andre Taissin on Unsplash

¿Quieres estar al día de todas las novedades que afectan a tu negocio?

Plantilla Gratuita

Suscríbete para recibir un acceso directo a todas nuestras plantillas y además recibirás nuestros artículos directos a tu buzón (puedes darte de baja cuando quieras sin perder acceso a las plantillas)

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.