Dentro de la arbitrariedad con la que el Gobierno establece los plazos de las distintas medidas que va tomando (cada cosa acaba en una fecha distinta) hay una de especial relevancia esta semana.

Estábamos a la espera de si se aprobaba un nuevo plazo, pero no ha sido así (pero no nos sorprendería que se apruebe algo el mismo día 1 de junio). En concreto:

Los cargos que las administraciones tributarias (AEAT, ATC, …) no han realizado en la fecha “normal” se efectuarán el día 1 de junio.

Citamos, literal, a la AEAT:

¿Qué sucede con las fechas de pago establecidas en los acuerdos de concesión de aplazamiento o fraccionamiento cuyo vencimiento se produzca entre el 14 de marzo de 2020 (fecha de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19) y el 30 de mayo de 2020?

Los vencimientos que se produzcan entre la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo y el día 30 de mayo de 2020 se trasladan al 1 de junio de 2020 (inclusive) al ser el 30 y 31 de mayo de 2020 inhábiles.

Por supuesto:

  • Esto no afecta a todas las deudas tributarias, sino a los plazos de fraccionamiento o aplazamiento que vencían entre el 14 de marzo y el 30 de mayo.
  • El 1 de junio es festivo local en muchos municipios, por lo que el cargo podría realizarse el día 2 en algunos casos

Muchos bancos están al corriente e informando a sus clientes.

Recuerde que el impago supone la imposición automática de un recargo de apremio.Por último, hoy ha salido un nuevo Real Decreto-ley, el 19/2020. Muchas páginas pero ninguna arregla lo anterior, por lo que haremos la pertinente nota en otro momento. Lo anterior es muchísimo más importante.