Gastos deducibles de un autónomo

Si trabajas por tu cuenta, seguramente te interese saber cuáles son los gastos deducibles para autónomos. ¿No sabías que puedes desgravar fiscalmente ciertos gastos? Entonces sigue leyendo este artículo, te contaremos qué requisitos debes seguir para poder desgravar algunos de tus gastos en tus declaraciones de IRPF en este 2022.

Tabla de contenidos

gastos deducibles autonomo

Si trabajas por tu cuenta, seguramente te interese saber cuáles son los gastos deducibles para autónomos. ¿No sabías que puedes desgravar fiscalmente ciertos gastos? Entonces sigue leyendo este artículo. Te contaremos qué requisitos debes seguir para poder desgravar algunos de tus gastos en tus declaraciones de IRPF en este 2022.

Como autónomo, y sobre todo si te has inscripto a esta modalidad hace poco tiempo, suele suceder que surjan muchas dudas con respecto a cuál es la partida de gastos deducibles contemplados por Hacienda. Es por esto que profundizaremos en los criterios aplicados este año y nos centraremos en las partidas más comunes y en las dudas más frecuentes que suelen surgir en este sentido.

Antes de comenzar, es importante tener en cuenta que existen partidas que pueden deducirse como gastos (renta, IRPF) y otras que desgravan el IVA. En esta ocasión, nos centraremos en los gastos que son fiscalmente deducibles en el IRPF para los autónomos que tributan en la modalidad tanto normal como en la simplificada. Estos coinciden en gran parte con los gastos que se pueden desgravar en el impuesto de sociedades, aunque existen diferencias.

Es importante tener en cuenta también que, cuando se trata de autónomos que son acogidos al sistema de módulos, la cuota que se paga es fija y predeterminada y no estará en relación con los gastos reales que se tenga en el negocio.

Los gastos deducibles de un autónomo: ¿qué son?

Vayamos un paso atrás para comprender a fondo este asunto: ¿de qué hablamos cuando nos referimos a gastos deducibles? La respuesta es simple. Se trata de aquellos costes que un autónomo puede desgravar fiscalmente mediante el IVA o el IRPF. Como mencionamos anteriormente, vamos a tratar en este caso únicamente los gastos deducibles al IRPF. Los gastos deducibles en IRPF son los que Hacienda autoriza para deducir de tus ventas e ingresos para calcular los beneficios de tu actividad (sobre lo que se aplicará el porcentaje de IRPF).

Las condiciones para que un gasto sea fiscalmente deducible son:

  • Que esté relacionado con la actividad económica o profesional del autónomo.
  • Tener justificación con factura.
  • Que conste un registro en el libro de gastos e inversiones.

Incluso en casos donde los requisitos se cumplen, es importante tener en cuenta que la Agencia Tributaria es especialmente estricta para aceptar deducciones, lo que hace que el autónomo deba demostrar lo mejor posible que el gasto está relacionado con su actividad.

Entonces, en concreto, todo gasto que esté relacionado con la actividad es deducible, aunque es importante que sea justificado. Por este motivo es que siempre es recomendable llevar un libro de gastos que explique con detalle cada factura, de modo que puedas dar cuenta de cada uno de ellos cuando llegue el momento indicado. Por esto mismo, no se recomienda agrandar los gastos porque, en caso de inspección, estos no podrán ser comprobados.

Recuerda que los tickets o facturas simplificadas no serán deducibles (porque es muy difícil identificar quién realizó el gasto), por lo que siempre será necesario que pidas factura de todo lo que quieras deducir. De allí viene la costumbre de pedir siempre factura que adquieren los autónomos y que al principio resulta engorrosa, pero que rápidamente se puede incorporar.

Gastos deducibles en el IRPF

Ahora veamos cuáles son los gastos más habituales que, según Hacienda, podremos deducir siendo autónomos:

  • Consumos: Los consumos de explotación son compras de materias primas o mercaderías. Para comprender qué compone este ítem podemos establecer una fórmula sencilla que indica que los consumos serán iguales a las existencias iniciales sumadas a las compras y restando las existencias finales.
  • Salarios: En el caso de existir pagos a trabajadores, estos podrán ser deducidos. Lo mismo sucede con las asignaciones para gastos de viajes, las retribuciones, los premios y las indemnizaciones.
  • Aportaciones: Aquí se encuentran las cotizaciones al régimen especial de trabajadores autónomos, la Seguridad Social o las aportaciones a mutualidades del titular de la actividad.
  • Gastos de personal: En esta categoría están los gastos de formación, las indemnizaciones por rescisión de contrato, los obsequios. Todos estos gastos son deducibles.
  • Suministros: En el caso de un autónomo que trabaja desde casa y que lo haya declarado en Hacienda en su declaración censal (en los modelos 036 036), podrá acogerse al 30% de deducción de suministros de la parte proporcional de la vivienda.
  • Conservación y reparación: Son los gastos de mantenimiento, los repuestos, la adaptación de bienes materiales, pero no los que suponen ampliación o mejora (que son considerados inversiones).
  • Tributos deducibles: Si bien ni las sanciones ni los recargos de apremio serán deducibles, sí lo serán el impuesto de bienes inmuebles y el impuesto de actividades económicas.
  • IVA soportado: Solo se podrá deducir cuando no sea desgravable por la declaración de IVA.

Algunos gastos sin factura

Si bien mencionamos que la factura es una necesidad excluyente para poder desgravar gastos, existe una serie de pagos que pueden deducirse de IRPF. Se trata de las pólizas de seguros, los salarios y seguros sociales, la cuota de autónomos, los gastos bancarios, los gastos de contratos mercantiles y los impuestos de tasas municipales.

Y algunos no deducibles

Así como existen gastos que pueden deducirse sin la existencia de facturas, algunos otros no pueden ser desgravados. Estos pueden ser multas y sanciones. Se incluyen aquí los recargos que se pudieran cobrar por presentar fuera de plazo a las declaraciones de Hacienda. Como así también los donativos, las pérdidas del juego, el IVA soportado que resulte deducible en la declaración del IVA y los gastos realizados en paraísos fiscales.

Sabemos que comprender todos estos detalles puede ser realmente difícil, y por eso siempre es importante contar con asesoría legal para poder dedicarte por entero a tu actividad, sin tener que estar al pendiente de todos estos detalles. Si necesitas que te asesoramos, que solucionemos y gestionamos algún tipo de procedimientos fiscales, laborales, mercantiles y legales como autónomo, no dudes en contactarnos. En Blegal somos el único despacho de abogados que engloba todas tus necesidades con compromiso, dedicación y energía.

Para información sobre temas relacionados visita nuestra página sobre Gestoría Asesoría.

 

Photo by Tezos on Unsplash.

¿Quieres estar al día de todas las novedades que afectan a tu negocio?

Warning: Undefined array key "msgid" in /usr/home/blegal.eu/web/wp-content/plugins/mailjet-for-wordpress/vendor/sepia/po-parser/src/Catalog/EntryFactory.php on line 13

Plantilla Gratuita

Suscríbete para recibir un acceso directo a todas nuestras plantillas y además recibirás nuestros artículos directos a tu buzón (puedes darte de baja cuando quieras sin perder acceso a las plantillas)

Warning: Undefined array key "msgid" in /usr/home/blegal.eu/web/wp-content/plugins/mailjet-for-wordpress/vendor/sepia/po-parser/src/Catalog/EntryFactory.php on line 13

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.